Health and Fitness

Los adolescentes hablan sobre TikTok: divertido, pero adictivo, y quizá nocivo – Consumer Health News

JUEVES, 28 de abril de 2022 (HealthDay News) — En otoño de 2021, TikTok anunció un importante hito para su quinto aniversario: habían alcanzado alrededor de mil millones de usuarios globales, muchos de ellos jóvenes, que recurrían a la aplicación cada mes como forma de ver, realizar y compartir movies cortos.

¿Pero qué piensan exactamente estos jóvenes usuarios de la aplicación? ¿Es una bendición para su autoestima y creatividad, o una forma adictiva de perder tiempo que crea una competencia y unas expectativas malsanas?

Un nuevo estudio de tamaño reducido sugiere que es possible que la respuesta es que sea ambas cosas.

TikTok es una aplicación que utilizan muchos adolescentes, que ofrece videos cortos sobre una amplia variedad de temas”, explicó el autor del estudio, Bradley Kerr, investigador del departamento de pediatría de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Aunque al principio se limitaban a una duración de 15 segundos, los movies (que con frecuencia son de baile, comedia y sesiones de playback), pueden ahora durar hasta 10 minutos.

Y dado que el sonido y el movimiento son esenciales para la experiencia de TikTok, se diferenció rápidamente de otras plataformas populares de redes sociales como Instagram (que se basa en imágenes fijas sin sonido) y Facebook, en que el foco inicial eran las actualizaciones de estado y las conexiones de amistad.

A pesar de su meteórica carrera a la popularidad, “no hemos visto mucha investigación sobre cómo TikTok, se relaciona con los resultados de salud mental de los adolescentes”, anotó Kerr.

Para rellenar estas lagunas, él y sus colaboradores decidieron pedir la opinión de 31 adolescentes.

Todos tenían entre 13 y 18 años, con una edad promedio de 16 años. Estaban divididos por igual entre chicos y chicas, y casi todos (29) tenían al menos una cuenta de una crimson social. El equipo del estudio anotó que más de un 60 por ciento de los adolescentes estadounidenses afirman que usan TikTok de forma common.

Tras una serie de sesiones de grupos focales por Zoom, los investigadores identificaron una variedad de temas recurrentes.

Los primeros parecieron ser sobre todo positivos, dado que “TikTok es muy bueno para conectar [a los adolescentes] con contenido que les interesa, y pueden disfrutarlo con sus pares”, dijo Kerr.

“Cada vez que entras, ves lo que quieres ver”, afirmó un participante del grupo focal, mientras que otro adolescente anotó que “así es como descubro a las bandas y a distintos artistas y cosas así”.

Otro indicó que “es casi como una experiencia universal que podemos hacer todos juntos”.

Al mismo tiempo, algunos jóvenes se sentían incómodos con la naturaleza adictiva de la aplicación.

“Cuando [uso TikTok]”, explicó uno de los adolescentes, “puedo estar horas sin darme cuenta, porque sigo explorando y pienso que este es el último…”, solo para seguir explorando. Otro lo describió como “quedar atrapado”.

Además, algunos participantes sugirieron que la avalancha de movies de cuerpos perfectos y vidas aparentemente perfectas de la aplicación puede dañar a la autoestima.

“Ver la casa chévere de alguien, el perro lindo de otra persona, o su familia feliz… hay tanto contenido con el que uno puede compararse todo el rato”, dijo un adolescente.

“Pienso que es malo para nosotros… no sentir confianza en tu cuerpo y tus cosas”, apuntó otro.

En cuanto al tema de la solidaridad frente a la competitividad, la experiencia de TikTok recibió calificaciones contradictorias.

Algunos adolescentes resaltaron el aspecto positivo de la aplicación, y anotaron “cómo los adolescentes que experimentan dificultades de salud mental u otros problemas (por ejemplo comprender su orientación sexual) pueden usar la aplicación para conectar con otros y encontrar solidaridad y respaldo”.

Pero otros apuntaron que “en algún momento todo comienza a convertirse en una competencia” en que los usuarios con frecuencia tratan de ganarle a los demás con publicaciones que buscan ser la historia más feliz (o la más horrible) que jamás se ha contado.

“Aunque se necesitan estudios futuros para comprender estas áreas clave de investigación, esperamos que los padres y los proveedores de atención de la salud pregunten a los adolescentes sobre los beneficios y los problemas de su uso de TikTok“, planteó Kerr.

Los hallazgos fueron presentados el sábado en una reunión de las Sociedades Pediátricas Académicas (Pediatric Academic Societies), en Denver. La investigación debe considerarse como preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

Según Melissa Hunt, directora asociada de entrenamiento clínico del departamento de psicología de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia, “como las redes sociales y TikTok están aquí para quedarse, debemos abordarlos de una forma que reduzca los daños”. Hunt no participó en el nuevo estudio.

“Por un lado, las redes sociales son como la nicotina o los opioides. Se diseñaron para ser adictivas, y hasta cierto punto, las compañías que producen el producto han intentado suprimir la investigación que muestra los efectos nocivos. Por otro lado, sabemos que una participación modesta en las redes sociales puede ser divertida, y puede aumentar la conexión”, aseguró Hunt.

“Entonces, el alcohol es una mejor metáfora para estos productos”, añadió. “Enseñe a los jóvenes a usarlas de forma sabia y en moderación, y vigile su uso”.

Más información

Aprenda más sobre las redes sociales y los adolescentes en la Clínica Mayo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Bradley Kerr, MS, administrative program specialist and researcher, division of pediatrics, University of Wisconsin-Madison School of Medicine and Public Health; Melissa Hunt, PhD, affiliate director, medical coaching, division of psychology, University of Pennsylvania, Philadelphia; presentation, Pediatric Academic Societies Meeting, Denver, April 23, 2022

Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.