Health and Fitness

La ‘inmunidad grupal’ contra el VPH ayuda ahora a las mujeres vacunadas y sin vacunar – Consumer Health News

MARTES, 17 de mayo de 2022 (HealthDay News) — La vacunación contra el virus que provoca a la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino ha provocado una reducción generalizada de las infecciones entre los estadounidenses jóvenes, que incluye a los que no se han vacunado, encuentra un nuevo estudio del gobierno.

El estudio, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., observó el impacto del programa de vacunación contra el VPH del país, que comenzó en 2006.

El VPH, o virus del papiloma humano, es una infección de transmisión sexual que puede provocar verrugas genitales. Aunque en general la enfermedad es menor, ciertas infecciones con el VPH pueden volverse persistentes y al final provocar un cáncer. En Estados Unidos, casi todos los casos de cáncer de cuello uterino son provocados por una infección persistente de ciertas cepas del VPH. Estas cepas también pueden provocar cánceres de la vagina, el pene, el ano o la garganta.

Entonces, la vacuna contra el VPH, que protege de las principales cepas cancerígenas, se considera como una vacuna contra el cáncer.

El nuevo estudio encontró que, en 2018, la vacuna había reducido la prevalencia de las cepas cancerígenas del VPH en un 90 por ciento entre las niñas y mujeres vacunadas de 14 a 24 años. También hubo una reducción del 74 por ciento entre sus contrapartes sin vacunar, lo que apunta a un efecto “grupal”.

Esto se refiere a la protección que beneficia a toda la población cuando hay una reducción marcada en la circulación de un virus.

“El declive entre las niñas y mujeres sin vacunar sugiere unos fuertes efectos grupales, o protección indirecta, del programa de vacunación”, señaló en un comunicado de prensa de la revista la Dra. Hannah Rosenblum, investigadora principal.

Pero los expertos enfatizaron que esto no significa que los niños puedan dejar de vacunarse y confiar en la protección grupal.

Los efectos grupales solo existen cuando una gran proporción de la población se vacuna, apuntó la Dra. Rebecca Perkins, profesora de obstetricia y ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Más bien, dijo, los hallazgos ofrecen más motivos para que los padres vacunen a sus hijos contra el VPH en el momento previsto.

“Todas las noticias sobre la vacuna contra el VPH son buenas”, aseguró Perkins, coautora de un editorial que se publicó junto con el estudio en la edición del 17 de mayo de la revista Annals of Internal Medicine. “Es una de las mejores cosas que puede hacer por la salud de su hijo”.

Anotó que otras investigaciones han mostrado señales tempranas de que la protección contra el VPH se está traduciendo en una “eliminación casi total” de los casos de cáncer de cuello uterino antes de los 30 años.

Desde 2006, los CDC y otros grupos recomiendan que todas las niñas reciban la vacuna contra el VPH, a partir de los 11 años, y que las chicas mayores y las mujeres jóvenes de hasta 26 años reciban vacunas de “actualización” si no aprovecharon la oportunidad anterior. Luego, ese consejo se amplió a los chicos y a los hombres jóvenes.

Estos hallazgos más recientes provienen de una encuesta de salud federal periódica, con datos de las eras antes la vacuna (de 2003 a 2006) y posterior a la vacuna (de 2007 a 2018).

Los CDC encontraron que, en 2018, la prevalencia de las cepas del VPH a las que se dirige la vacuna se había reducido en un 90 por ciento entre las chicas y mujeres de 14 a 24 años, en comparación con la era previa a la vacuna. También hubo una marcada reducción entre las chicas y mujeres jóvenes sin vacunar: entre 2015 y 2018, poco menos de un 5 por ciento tuvieron un resultado positivo de una cepa de VPH incluida en la vacuna, en comparación con un 20 por ciento en la era previa a la vacunación.

Aunque las dosis de puesta al día son una opción, vacunar a los preadolescentes (antes de que inicien la actividad sexual y se expongan al VPH) es clave para hacer que el programa de vacunación sea lo más efectivo posible, aseguró la Dra. Ina Park.

Park, que no participó en el estudio, es profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Francisco, y asesora de la Asociación Americana de Salud Sexual (American Sexual Health Association).

Concurrió en que las señales de protección grupal son una buena noticia, pero dijo que no deberían ser malinterpretadas.

“Pero no podemos bajar la guardia”, apuntó Park. “Todavía tenemos que vacunar a todos los preadolescentes posibles”.

Antes de la pandemia, las tasas de vacunación del VPH en Estados Unidos habían estado mejorando. En 2020, un 75 por ciento de los adolescentes menores de 18 años habían recibido al menos una dosis del régimen de dos o tres dosis, según los CDC.

Pero esta tasa sigue quedándose corta respecto a otras vacunaciones de los preadolescentes, dijo Park. Además, la pandemia hizo que muchos jóvenes se retrasaran con vacunas de todo tipo, entre ellas la vacuna contra el VPH.

Rosenblum enfatizó que “dado que esto podría poner en peligro a los avances de la última década, se necesita todo el esfuerzo para asegurar que los niños y adolescentes reciban las vacunaciones de rutina recomendadas”.

Tanto Park como Perkins dijeron que la vacuna contra el VPH no solo provee una protección duradera contra las infecciones, sino que también ha resultado segura. Se han administrado más de 270 millones de dosis en todo el mundo, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), y la vacuna no se ha vinculado con ningún efecto secundario grave.

“De verdad siento que esta vacuna es un jonrón para la prevención del cáncer”, añadió Park.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen información sobre la vacuna contra el VPH.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Ina Park, MD, MS, professor, family community medicine, University of California, San Francisco School of Medicine, and adviser, American Sexual Health Association, Research Triangle Park, N.C.; Rebecca Perkins, MD, MSc, professor, obstetrics and gynecology, Boston University School of Medicine; Annals of Internal Medicine, May 17, 2022, online

From Your Site Articles

Related Articles Around the Web

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.